Olmos en su laberinto

(IPE Opinión, 25/03/2010)

La declaración del presidente, recogida en la mayoría de los periódicos, es bastante gráfica en presentar la situación alrededor de Olmos: “El compromiso de desarrollar las tierras […] debe cumplirse, pese a quién le pese”. Pareciera una vez más que el enfrentamiento entre autoridades durante el proceso de aprobación de un megaproyecto de irrigación refleja dos de nuestras mayores falencias: la debilidad institucional y la búsqueda de rentas (utilidades extraordinarias asociadas a mercados no competitivos). Los politólogos usualmente se refieren a manifestaciones de estos problemas como populismo y clientelismo político.

(Resto)

Deja un comentario