La verdadera solución al caos vehicular (7)

(Economía de los Mil Demonios, 06/10/2010)

Ya pasaron varios días y aún no sabemos los resultados finales de las elecciones del domingo.  Y normal, yo no tengo problema.  Que cuenten con calma.  Prefiero que resuelvan las impugnaciones bien a que estén atolondrados apresurándose.  Mientras tanto, me toca volver a refunfuñar porque el día de las elecciones me quedé atrapado por demasiado tiempo en un embotellamiento de los que no veía desde hacía mucho tiempo.

Esa ocasión para muchos ha sido un momento catártico para odiar a la humanidad y para rajar de lo mal que está organizado el tráfico en la ciudad de Lima.  Pero por otro lado, el punto de partida tiene que ser que las familias en la ciudad tienen muchos, muchos más carros que antes. …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario