Otro bonito enredo (13)

(Economía de los Mil Demonios, 10/05/2011)

La vez pasada estábamos comentando acerca de lo poco razonable que fue ese otro presidente que alguna vez tuvimos que también se llamaba Alan García cuando se le ocurrió controlar precios.  Como presidente salir a decir que a partir de hoy el pan estará máximo a tal precio o que el pollo estará a tal otro será harto efectivo para que el pueblo te aplauda, pero como medida económica es fatal.  Generas que haya déficit en la provisión del bien en cuestión, se genera informalidad, etc.  Pésima idea a nivel teórico y práctico.

Entonces, como la mayoría de nosotros ya quedamos curados de un político que viene a ofrecernos esto, algunos se salen con un rollo mejorado.  Por ejemplo, la amiga Keiko se ha salido con la brillante idea de subsidiar algunos productos.  Y esto puede resultar peligroso por varias razones.  Veamos por qué. …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario