Electricidad para luchar contra la pobreza

(SEMANAeconomica.com, 17/08/2011)

Recientemente se ha levantado la preocupación con respecto al peligro que corremos de desabastecimiento de energía en el país. Para algunos esto sería una herencia del gobierno anterior. Para un subconjunto de estos, se trataría además de una herencia intencionadamente arrojada al gobierno actual. Para otros, se trata de la consecuencia de una larga estrategia orientada a que los precios para el usuario bajen a como dé lugar. Se supone que, en la medida en la que hay un mercado regulado de generación de electricidad (la tarifa que le cobra la generadora a la distribuidora está supervisada por Osinergmin), se crea una figura bastante particular. El usuario no lo nota, pero en la medida en la que la tarifa regulada es demasiado baja, no hay incentivos para invertir. Y eso pareciera que es lo que ha sucedido en algunos de los pasados años, pasándonos la factura cada cierto tiempo.

El buen funcionamiento de la actividad de la generación de la electricidad debería preocupar más. Por un lado, es la que provee la energía para que la economía siga funcionando –literalmente hablando–, sin el cual no podría seguir creciendo, ni creando puestos de trabajo. …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario