La educación primero (21)

(Economía de los Mil Demonios, 29/09/2011)

Cuando estaba en cuarto de secundaria mi profesor de sicología, Raúl Valenzuela, levantó la mesa del profesor de mi salón por encima de su cabeza y luego de dejarla caer nos dijo: “Van a ver que de aquí a unos años se van a acordar que hice eso, pero no para qué”.  Han pasado más de dos décadas desde entonces y debo contradecirlo.  Me acuerdo perfectamente cuál era el punto que estaba tratando de probar.  Aunque, claro, si no hubiera dicho eso último no me habría retado a recordarlo por tanto tiempo.

Así era Raúl, siempre encontrando maneras poco convencionales y quizás hasta tontas de retarte a acordarte de lo que realmente importaba.  Ya sea hablando mitad en castellano, mitad en otro idioma o introduciendo al Chavo del Ocho en una explicación sobre las etapas del desarrollo humano, podía ser controversial, antipático o incómodo, pero era un excelente profesor.  Y muy querido por muchos de sus alumnos. …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario