Política en América Latina (dos bloques)

(Perúeconómico.com, 17/07/2012)

La reacción a la destitución del presidente de Paraguay deja más en evidencia que en América Latina hay dos grandes tendencias que no se sabe cuánto durarán. Por un lado se tiene a países como Bolivia, Venezuela y Argentina, cuya prioridad es la sostenibilidad de un modelo político que no llega a convencer a nivel económico duras son las críticas a las reformas que Evo Morales ha aplicado, al populismo venezolano y a las medidas de la economía K de Kirchner-. Por otro se tienen países como Chile, Colombia y el Perú, que dedican valiosos esfuerzos políticos a implementar un modelo económico orientado a la integración económica con el mundo a través de acuerdos comerciales y de apertura de las fronteras.

Curiosamente, por lo menos para estos seis países emblemáticos, Transparencia Internacional identifica a Venezuela, Ecuador y Bolivia con índices de percepción de la corrupción mayores que los de Chile, Colombia y el Perú, por lo menos por el momento. En ese sentido, se vuelve relevante el discurso que el ex presidente colombiano Álvaro Uribe ha estado pregonando últimamente acerca de la amenaza a la democracia que significa la forma como esos gobiernos se han estado llevando.

Lo que Uribe alega es que en América Latina se han establecido lo que él llama «democracias cuasi dictatoriales» o «dictaduras basadas en votos». Se refiere a grupos que llegaron al poder por medios democráticos y que se mantienen ahí a través de los medios definidos por sus constituciones, pero que para hacerlo deben destruir la independencia de las instituciones que velan por la democracia; por ejemplo, la prensa. El premio Nobel de Economía Amartya Sen, entre otros muchos, identifica a instituciones como la prensa como esenciales para que la democracia pueda mantenerse fiel a su fin original y pueda velar por los intereses incluso de los más necesitados. En ese sentido, es importante el esfuerzo que hacen organizaciones como Reporteros sin Fronteras en identificar en qué países hay mayores amenazas a la prensa. Si bien en algunos de los países de América Latina las amenazas son fácilmente identificables (por ejemplo, México con las mafias relacionadas al tráfico de la droga), en otros como Ecuador, Venezuela y Bolivia son motivos de noticias precisamente por la intervención que el gobierno de turno pretende influir sobre el cuarto poder.

En Chile específicamente la caída en el ranking se debe a las represiones que sufrieron los periodistas relacionados a las protestas del año pasado. El Perú tiene un bajo puesto por los procesos penales por difamación e injuria a los que se han sometido a periodistas, amenazas que no necesariamente vienen de parte del gobierno. En el caso de Colombia se reporta que aún no se terminan de dejar de lado las oscuras prácticas del antiguo Departamento Administrativo de Seguridad, aunque se acepta que ha habido grandes avances judiciales. En Ecuador y Bolivia se continuó con los conocidos medios de hostigamiento judicial y agresiones frecuentes a la prensa. Reporteros sin Fronteras además identifica a Venezuela como un país en el que esto es más marcado aún.

OJO CON:

La destitución en Paraguay resulta ciertamente una tragedia a varios niveles, pero además es interesante para ver realmente dónde están los distintos países de la región respecto a su defensa de la democracia. El gobierno de Lugo fue destituido aparentemente con observancia de los procedimientos institucionales que el país tiene definidos según su Constitución. Pero, por otro lado, podría calificarse como un acto antidemocrático por la aparente falta de sustancia de las acusaciones en su contra. En la argumentación de los distintos gobernantes latinoamericanos para repudiar o aceptar el cambio de gobierno, se puede proyectar cuál es su posición en relación con la defensa de los valores que la democracia realmente defiende.

OPINIONES

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

MARIO VARGAS LLOSA: «La corrupción es la gran enemiga de la democracia en América Latina. (…) Tenemos que hacer un enorme esfuerzo si queremos tener democracias viables dinámicas, tenemos que aprender a coexistir con el otro, con el que no piensa igual que nosotros, con el que discrepa». (Marzo 2011, México)

[ILUSTRACIÓN OMITIR]

CYNTHIA SANBORN, directora del Centro de Investigación de la Universidad del Pacífico: «¿Por qué los candidatos no consideran más prudente poner la democracia, y los derechos y libertades que la sostienen, en el centro del debate? Muchos dicen que el problema está en el pueblo, al que le interesa poco o nada la democracia en su forma liberal. Otros dicen que esto refleja el precario compromiso democrático de las élites». (Abril 2011, Lima) …

(Seguir leyendo)

Deja un comentario